Seleccionar página

Hoy vuelvo a escribir para contarte por qué llevo tanto tiempo sin pasar por aqui. Te debo una explicación.

La realidad no es otra más que he necesitado tiempo para reponer mis pedacitos y, tal vez, no te lo negaré, siga necesitando. Un duro golpe que me ha absorbido mi fuerza y energía. Unos meses en los que no he publicado contenido, aparcando asi todo el proyecto online que con tanto esfuerzo e ilusión emprendí.

Como te contaba en este último video que publiqué Yoga para afrontar el cáncer mi cuerpo me ha pedido a gritos parar y escucharme. Y en esto estoy. Inmersa en mi practica, en mi estudio personal, experimentando en mí misma, una vez más, el poder sanador del yoga y la meditación. Y en mis clases.

En todo este tiempo estoy haciendo un trabajo importante en conocerme, en saber quien soy. Hacerme responsable de lo que me ocurre y de cómo me afecta, hacerme responsable de mi actitud, y por tanto, de mi bienestar. Sin victimismos.

Dicen que «Tu mundo es una proyección de tu interior». Que construyes tu mundo con tus pensamientos y, si quieres cambiarlo, debes mirar y buscar dentro de ti.

Lo que viene a decir que no existe una única realidad, que «tu realidad» la construyes tú desde tu punto vista. Y si cambias la manera de ver las cosas, si cambias tus pensamientos ( muy poderosos, por cierto), cambias tu realidad.  Y, aunque suene a tópico de coach barato, hay que abrir bien la mente para entender esto en profundidad y, sobre todo, aplicarlo.

Asi que estoy dedicada a estudiar e integrar que la vida me pone delante aquello en lo que necesito evolucionar y que, por tanto, todo lo que me ocurre es para que aprenda. Este aprendizaje será en lo que me convierta mañana. 

Reflexiono sobre lo que me ocurre cuando rechazo una situación que no quiero vivir. Trato de entender qué es lo que me quieren decir estas piedras (pedruscos) en el camino, qué mensaje saco de todo esto y lo hago desde lo más profundo de mi ser. 

 

En esta búsqueda de paz interior doy GRACIAS A LA VIDA

porque es mucho más lo que me ha dado que lo me ha quitado.

 

Esforcémonos en conocernos un poquito mas, afrontémoslo y sanémoslo con humildad. Pero se necesita compromiso y determinación para desarrollar la capacidad de asumir y gestionar

Las experiencias que vivimos dejan huellas.. Debemos sanarlas en cuanto las detectemos para que no cristalicen y enfermemos. Y muchas veces se necesita mas tiempo del esperado.

Esto es todo por hoy,

    Quiero darte las gracias infinitas por acompañarme en este camino y seguir confiando en mi.

    Y una mención especial a Noelia Insa, por su generosidad y paciencia, por su apoyo incondicional, por sus chutes de motivación, por ayudarme a encontrar el foco en momentos de confusión, por ser mi guía y acompañarme en este camino.

 GRACIAS

Pin It on Pinterest