Seleccionar página
Es evidente que una sexualidad sana requiere de un cuerpo y una mente saludable.

Y es que el yoga favorece la sexualidad y te ayuda a mejorar tus posibilidades de concebir.

Yoga para el Sexo

Como viste en el post El yoga te pone en forma, no cabe duda de que el yoga mejora la flexibilidad y pone tu cuerpo a tono, pero además te enseña a controlar los movimientos de la pelvis, fundamentales en las relaciones sexuales.

Hay muchas posturas como la del puente que ayudan a fortalecer los músculos de la pelvis y, como consecuencia, puede aumentar la intensidad de nuestros orgasmos. Prácticamente, todas las posturas mejoran la flexibilidad de la cadera y los muslos, refuerzan músculos de las piernas, brazos, articulaciones y mejoran la oxigenación.

Cuando practicas yoga adquieres una mayor resistencia y esto lo que te permite en las relaciones, por ejemplo, es mantenerte en una determinada posición durante más tiempo. 

Todo ello implica, lógicamente, una mejoría considerable de tu cuerpo a la hora de practicar sexo, permitiéndote disfrutarlo al máximo que, al fin y al cabo, es de lo que se trata. Hará que cualquier inseguridad que tengas se convierta en un sentimiento de libertad y te desenvuelvas en la cama con confianza y, lo que es aún mejor, te motiva para ampliar el repertorio de posiciones sexuales 😉

Cuando sufres largos periodos de estrés, acabas física y mentalmente agotada y, de alguna manera, la libido se ve afectada. Una práctica continuada de yoga no solo te devolverá la energía que te falta, también activa tus glándulas sexuales y aumenta el deseo sexual.

El portal de noticias Clarín.com, uno de los más importantes de Argentina y habla hispana, publicó este artículo en el que habla precisamente de cómo favorece el yoga a la sexualidad

 

Yoga para mejorar la fertilidad

El yoga también te ayuda a mejorar tus posibilidades de concebir. 

Es importante subrayar que si tienes problemas para conseguirlo lo primero que debes hacer es acudir a médicos y profesionales para que valoren tu caso, las posibles causas y tomar las medidas oportunas. 

Dicho esto, teniendo en cuenta que una de las principales causas de la infertilidad es el estrés y la ansiedad, una práctica continuada de yoga te ayudará a reducirlo y a mejorar tu estado de salud mental algo que, sin duda alguna, beneficiará el proceso de concebir:

¿Como?

Pero además…

La práctica de yoga aumenta la circulación sanguínea. Esto es especialmente importante para mejorar la fertilidad porque la circulación creciente de la sangre asegura que lleguen los nutrientes de oxígeno suficientes a los órganos reproductores.

Hay algunas posturas de yoga como la del zapatero o la del puente que suelen recomendarse como parte del tratamiento para la esterilidad ya que permiten al abdomen abrirse y relajarse, liberando toda la tensión en la región abdominal y pélvica.

El doctor en Medicina y practicante de yoga Timothy MCcall habla, en su libro Yoga & Medicina, de los beneficios que tiene el yoga para la esterilidad, y relata alguna de las conversaciones que mantiene con maestros del yoga en la que afirman que una práctica especialmente efectiva es el yoga en parejas.

“Parte del proceso de fertilidad consiste en conectarse con uno mismo y con la pareja a un nivel más profundo. Pocas cosas hay más profundas que entrar en contacto con la respiración de la pareja y el movimiento de su columna al respirar, incluso con la temperatura del cuerpo. Cuando hacemos estos ejercicios, en la cara de las alumnas se refleja la sonrisa. Algunas alumnas le dicen que han estado sometidas a tanta presión por su esterilidad que no se han relacionado con sus parejas de forma tan relajada durante años”
Para terminar y por si aún te ha quedado alguna duda, te dejo este artículo de El Blog de Yoga que recomienda 3 posturas que te ayudan a aumentar la posibilidad de concebir.

 

Pin It on Pinterest